MUNDIAL BRASIL 2014

lunes, 5 de julio de 2010

Dos muestras que cautivan Los balones y las chuteras de todas las copas del mundo son historia pura


La historia de las chuteras y de los balones que se han utilizado en los Mundiales, en una sola muestra. La multinacional Adidas ha puesto a diposición de los hinchas de fútbol dos vidrieras, de tres metros cada una, en uno de los salones principales del Centro de Convenciones de Johannesburgo. Además y como un agregado especial, a un costado están el balón, el botín y el guante de oro que se entregarán al mejor jugador, al goleador y al mejor arquero de esta Copa del Mundo.
La muestra está ubicada al costado derecho de los maniquíes que lucen los uniformes oficiales de las selecciones que viste Adidas (Argentina, Francia, España, Japón, entre otras). Lo primero que se ve son todos los balones que alguna vez rodaron en la Copa del Mundo. Hay 18 en total, desde aquel color café con seis costuras gruesas con el que se jugó en Uruguay 1930, pasando por la recordada Questra de 1994 (con ésa jugó la selección boliviana en EEUU) hasta llegar a la Teamgeist de 2006.
La Jabulani con la que se juega actualmente en Sudáfrica tiene su lugar especial, ya que está en el bloque derecho del salón, con más de una veintena de réplicas formadas en una especie de pirámide. En lo más alto aparece la Jo’Bulani, una pelota color blanca con ribetes dorados que es con la que se jugará la final del Mundial el próximo 11 de julio. En cada uno de estos balones aparece una fecha, el nombre del estadio y hasta el registro de las selecciones que ese día se enfrentaron. Otro detalle no menor son los 11 colores de cada pelota, que representan a las 11 etnias locales.
La muestra ha llamado la atención de los hinchas, que a cada rato se paran al lado para tomarse fotos, y también de la prensa que llega hasta el lugar para enviar desde ahí sus despachos. Más adelante está la vidriera con 17 muestras de las chuteras más llamativas con las que alguna vez se jugó fútbol. De todas, son dos las que sobresalen: la de 1920, que es como un botín de cuero similar al que utilizan los trabajadores de las diferentes empresas, y la otra hecha en 1974 para el futbolista alemán Uli Hoeness, actual presidente del Bayern Múnich.
La primera tiene un color café, una lengüeta larga y seis cachos. Se la nota un poco pesada (no se puede tocar ningún calzado) pero es llamativa para la época. La otra zapatilla es una edición especial hecha por Adidas para el delantero alemán Hoeness, que poco antes del Mundial de 1974 se había lesionado el tobillo. Esa chutera le permitía jugar con un protector especial que le amortiguaba los golpes. De ahí para adelante se recorre cada una de las zapatillas hasta llegar a las modernas que utilizan los jugadores que juegan en Sudáfrica.

El dato

Desde 1970 Adidas se ha encargado de fabricar todos los balones del Mundial. La Jabulani es la de Sudáfrica

En cifras

19
Los balones utilizados en los 19 campeonatos mundiales

1920
De este año es la chutera más antigua que registra Adidas

Al ángulo

La pelota de 1986 ya no era de cuero
En la Copa del Mundo México 1986, en la que Argentina fue campeón, el balón no estaba hecho de cuero. Fue la primera pelota en la que se empleó material sintético. Tenía una capa de poliuretano y tres capas interiores que permitían una mayor precisión a la hora de entregar un pase. El balón era cosido a mano y fue uno de los ‘revolucionarios’.

Con colores que le daban vida
Para el Mundial disputado en Suiza en 1954, la multinacional lanzó una llamativa chutera que bautizó con el nombre de WC Argentina. Tenía trenzas rojas, una punta café y la zapatilla era negra. A simple vista se puede percibir una costura gruesa, fina, resistente a las exigencias de los partidos. Además, la punta del frente se conectaba con la lengüeta.

Zapatilla alusiva al Mundial de 1962
Chile fue sede de la Copa del Mundo en 1962 y en aquella ocasión se lanzó una chutera café, que en la parte de adelante tenía un color celeste. Lo más llamativo de esta zapatilla era que a los costados llevaba impreso, con letras plateadas, el nombre Adidas Chile 1962. Se decidió inscribir esto en homenaje al Mundial esperado por los aficionados.

Para que el objeto tenga mayor valor
No sólo se puede observar los balones que recorrieron todas las Copas del Mundo o las chuteras que marcaron la evolución de la zapatilla del jugador, Adidas ha tenido el cuidado de colocar en cada una de sus muestras el año en que se la utilizó, e incluso el motivo de alguna edición especial. La madera negra cubierta por el cristal donde están los balones y las chuteras tienen pintadas en color plomo y amarillo las referencias específicas.
Por ejemplo, la zapatilla negra, caña alta, que resaltaba del resto, se afirmaba que fue una edición especial para el jugador alemán Uli Hoeness, previo al Mundial de 1974. En la cabecera de cada vitrina había una lectura en inglés que invitaba a los visitantes a formar parte de la historia. De las muestras, además de esta chutera azul, los otros objetos que llamaban la atención de los hinchas era la pelota con la que se jugó en Suecia 58 y la primera zapatilla de fútbol de 1920.
La primera porque era de color anaranjado y, además, daba la impresión de que era una de voleibol; y el botín, porque era de cuero puro, con lengüeta sobresalidas y con seis cachos. El personal de Adidas que trabaja en el lugar está en permanente contacto con los visitantes en procura de explicarles los motivos de la muestra. Los balones son réplicas pero que parecen originales ya que Adidas recién se hizo cargo de su elaboración desde el Mundial de México en 1970. La muestra permanecerá hasta este domingo, pues ese día se juega la final del Mundial en Johannesburgo.

Pelotas

Con la que jugó Bolivia en USA 94
La pelota Questra fue confeccionada en Francia en el centro de investigaciones para balones Adidas. Es sintética y de color blanco con negro. El concepto que se utilizó en las pequeñas figuras que tenía estampadas, fue ‘En busca de las nuevas estrellas’. Las partes negras tenían estrellas blancas.

La primera pelota de colores
Su nombre es Tricolore y se la utilizó para la Copa del Mundo de Francia 1998. Fue el primer balón de colores en una cita ecuménica y llevaba el rojo, azul y blanco del anfitrión. Fue la primera pelota hecha con espuma sintética, ya no con poliuretano. Este material, según los estudios, la hacía más blanda y veloz.

La Jo’Bulani que estará en la final
Este 11 de julio, en el estadio Soccer City de Johannesburgo, rodará la Jo’Bulani, el balón destinado exclusivamente a utilizarse en la final de Sudáfrica 2010. Es de color blanco con dorado y vivos negros. La Jo’Bulani llevará impreso el nombre de las dos selecciones finalista, la fecha y el escenario donde se jugará.

Para destacar

La edición especial para Hoeneb
De todas las chuteras que estaban en la muestra, una de las que resaltaba era ésta. El Mundial aterrizaba en Alemania en 1974 y la multinacional hizo todo lo posible para que el delantero Uli Hoeness no se lo perdiera. El jugador venía de una lesión en el tobillo y Adidas le hizo esa zapatilla especial para que pudiera jugar.

De todos los colores y modelos
Uno de los aspectos que más llamaba la atención de los visitantes era la evolución de colores. Había chuteras en negro, café, azul con amarillo, hasta llegar a las rojas con negro de Corea y Japón 2002 y las plateadas de 2006. La que no estaba en la colección era la AdiZero, que utilizó el argentino Messi.

La muestra de los uniformes oficiales
En el salón de la derecha del Centro de Convenciones de Johannesburgo, también se ha instalado una muestra de los uniformes oficiales de las selecciones que viste Adidas. La de Alemania es una de las más llamativas. La oficial es blanca y la alternativa negra. También están las de Argentina y España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada