sábado, 25 de febrero de 2017

Un año, 48 equipos y con una mujer como número 2


El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, mañana cumplirá un año como titular de la FIFA.

A punto de celebrar su primer cumpleaños como presidente, Gianni Infantino ha dado un revolcón a la FIFA, en la que el fútbol ha cobrado más fuerza con la ampliación del Mundial a 48 selecciones, han llegado jugadores al papel de directivos, además de embajadores, y una mujer es su número dos.

El suizo, que horas después de estrenar cargo se vistió de corto para jugar un partidillo con exjugadores como Fernando Hierro, Luis Figo, Carles Puyol, Michel Salgado, Paolo Maldini, Clarence Seedorf o Andréi Sevechenko, pilota un proceso de transformación obligado tras el escándalo de corrupción desvelado en 2015.

En mayo, durante el Congreso ordinario celebrado en México, Infantino anunció una decisión rompedora con la designación de una mujer como secretaria general.

El cargo, cuyos últimos ocupantes fueron destituidos salpicados por la corrupción, lo asumió la diplomática senegalesa Fatma Samoura, a quien, por su experiencia de 21 años en la ONU, definió como la persona adecuada para construir y liderar un equipo.

El Consejo, órgano que ha reemplazado al Ejecutivo, se ha reunido ya dos veces y ha tomado decisiones como el aumento a 48 selecciones en el Mundial desde 2026, cita que podrán organizar varios países, siempre que no sean de las confederaciones encargadas en las dos últimas ediciones.

El Consejo podrá autorizar una única excepción si los proyectos que recibe no cumplen con los requisitos exigidos. Pero será el Congreso el que elija la sede del Mundial 2026, en el que habrá 16 grupos de tres selecciones, de las que se clasificarán dos.

A partir de dieciseisavos se jugará por eliminatoria y se jugará 80 partidos en lugar de 50, pero también en 32 días de competición.

Respecto al Mundial, también es nuevo el mayor control que la FIFA hará sobre las contribuciones y los gastos del Comité Organizador de Rusia 2018.

viernes, 24 de febrero de 2017

A un año de la asunción de Infantino en la FIFA: cambios y reforma en el fútbol



A punto de celebrar su primer cumpleaños como presidente, Gianni Infantino ha dado un revolcón a la FIFA, en la que el fútbol ha cobrado más fuerza con la ampliación del Mundial a 48 selecciones, han llegado jugadores al papel de directivos, además de embajadores, y una mujer es su número dos.

El suizo, que horas después de estrenar cargo se vistió de corto para jugar un partidillo con exjugadores como Fernando Hierro, Luis Figo, Carles Puyol, Michel Salgado, Paolo Maldini, Clarence Seedorf o Andréi Sevechenko, pilota un proceso de transformación obligado tras el escándalo de corrupción desvelado en 2015.

El enriquecimiento ilícito de algunos de sus exdirectivos y funcionarios hicieron que el mandato de Infantino, iniciado el 26 de febrero de 2016, arrancara con unas primeras reformas que la propia organización se autoimpuso en busca de la credibilidad perdida.

La limitación de mandatos de presidente y directivos (doce años), la transparencia de sus sueldos -un millón y medio de euros al año para el presidente-, la reducción de comisiones permanentes, la creación de un Consejo en lugar del Comité Ejecutivo, con obligada presencia de mujeres en el mismo (seis), y la creación de un comité de control y gobernanza son parte de ellas.

Sobre esta base, Infantino abrió un mandato hasta 2019, en el que sigue como vicepresidente su principal rival en las urnas, el jeque Al Khalifa de Bahrein, donde este año será el Congreso. El sudafricano Tokio Sexwale, que retiró su candidatura antes de las votaciones, preside ahora el comité para Israel y Palestina.

La voz crítica la alza a veces el príncipe Al Hussein, presidente de la federación de Jordania que ya no es parte del Consejo. El francés Jerome Champagne, quinto candidato, parece haber dado un definitivo paso atrás.

En mayo, durante el Congreso ordinario celebrado en México, Infantino anunció una decisión rompedora con la designación de una mujer como secretaria general.

El cargo, cuyos últimos ocupantes fueron destituidos salpicados por la corrupción, lo asumió la diplomática senegalesa Fatma Samoura, a quien, por su experiencia de 21 años en la ONU, definió como la persona adecuada para construir y liderar un equipo.

Su adjunto es el exinternacional croata Zvonimir Boban, responsable del área futbolística, y el holandés Marco van Basten se ha sumado como director general para el desarrollo, que abarca desde la innovación de la tecnología hasta el arbitraje.

El Consejo, órgano que ha reemplazado al Ejecutivo, se ha reunido ya dos veces y ha tomado decisiones como el aumento a 48 selecciones en el Mundial desde 2026, cita que podrán organizar varios países, siempre que no sean de las confederaciones encargadas en las dos últimas ediciones.

El Consejo podrá autorizar una única excepción si los proyectos que recibe no cumplen con los requisitos exigidos. Pero será el Congreso el que elija la sede del Mundial 2026, en el que habrá 16 grupos de tres selecciones, de las que se clasificarán dos.

A partir de dieciseisavos se jugará por eliminatoria y se jugará 80 partidos en lugar de 50, pero también en 32 días de competición.

Respecto al Mundial, también es nuevo el mayor control que la FIFA hará sobre las contribuciones y los gastos del Comité Organizador de Rusia 2018 y en las posteriores ediciones.

La ampliación a 48 selecciones, aprobada por unanimidad, es una de las decisiones que ha generado polémica, igual que el asistente de vídeo (VAR) en el último Mundial de Clubes, donde por primera vez un árbitro detuvo un partido, revisó una acción y pitó penalti.

La medida será revisada en la asamblea anual de la IFAB (International Football Association Board) el próximo 3 de marzo.

La distribución de los fondos de desarrollo con un único programa y no de formas diferentes, como se hacía antes, y la creación de una división de fútbol femenina son otros de los cambios hechos por la nueva FIFA, que, por primera vez desde 2002, reconoció haber sufrido pérdidas en 2015 por valor de 122 millones de dólares.

Aunque "las reservas de la organización permitieron capear el temporal" y la previsión de ingresos para el periodo 2015-2018 es de 5.656 millones de dólares, la FIFA ha exigido una indemnización para recuperar "decenas de millones de dólares" perdidos por el caso de corrupción pendiente de juicio, dentro del propósito de Infantino de que el "fútbol esté orgulloso" del organismo que lo representa.

martes, 21 de febrero de 2017

Catar 2022: explotación laboral

El Mundial de Fútbol de Catar 2022 no se celebrará en los meses de junio y julio debido a las altas temperaturas, sino "probablemente” entre noviembre y enero.

En ese sentido, la Confederación Sindical Internacional criticó el "silencio” que hasta ahora ha mantenido la FIFA sobre la "grave situación” de los derechos de los trabajadores en Catar, país que acogerá el Mundial de 2022 y donde cada día muere un obrero por las altas temperaturas y la falta de protección laboral.

Actualmente hay 1,2 millones de trabajadores inmigrantes "forzados a trabajar con temperaturas extremas y ausencia de toda protección de derechos laborales”, circunstancias que causan la muerte de un obrero día por medio.

Las malas condiciones laborales son la principal causa de la alta mortalidad de los trabajadores en Catar: "accidentes, ataques cardíacos por las altísimas temperaturas o enfermedades causadas por las condiciones de vida miserables”.

La CSI añadió que las autoridades de Qatar "no han tomado la mínima medida concreta” para mejorar las condiciones de los trabajadores en el país y adecuarla al derecho internacional.

La FIFA no debería permitir que la Copa del Mundo se desarrolle sobre un sistema de esclavitud moderna.

Frase del día: "En una sociedad basada en la explotación y la servidumbre, la naturaleza humana se degrada” Piotr Propotkin (anarquista y político ruso).

FIFA es acusada de pagos dudosos a Beckenbauer



El exdirector de Finanzas de la FIFA, Markus Kattner, ha acusado al alemán Franz Beckenbauer de recibir pagos dudosos de la FIFA en una cuenta de Gibraltar en relación con el Mundial 2010 en Sudáfrica, según publica este lunes el diario Bild.

De acuerdo a las declaraciones a la fiscalía suiza de Kattner -destituido en junio de 2916, la FIFA asumió el pago de al menos 1,7 millones de euros (1,81 millones de dólares) que la Federación Sudafricana de Fútbol debía abonar a Beckenbauer y a sus socios Andreas Abold y Fedor Radmann, en concepto de asesoramiento a la candidatura al Mundial 2010 de Sudáfrica, que este país organizó.

El diario señala que en 2005, un año después de la concesión del torneo a Sudáfrica, la federación de este país tenía problemas financieros, por lo que su presidente, ante la incapacidad de asumir todos los costes, se dirigió a la FIFA en busca de ayuda.

Según Bild, el secretario general entonces de la FIFA, Urs Linsi -que ocupó el cargo de 2002 a 2007-, ordenó personalmente el pago de las facturas a pesar de que la federación internacional de fútbol no puede, según sus estatutos, asumir el pago de costes relacionados con las candidaturas.

El rotativo precisa que, según los archivos de la investigación, los socios de Beckenbauer, Radamnn y Abold, recibieron su dinero directamente, mientras que los fondos para Beckenbauer, de 71 años, fueron transferidos a la cuenta de una empresa en Gibraltar.

Estos pagos son objeto de las investigaciones abiertas por la justicia suiza ante sospechas de corrupción, malversación y lavado de dinero, entre otros, del "Kaiser", cuando ejercía de presidente de la candidatura de Alemania al Mundial de 2006, según Bild.

También Radmann, los expresidentes de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) Theo Zwanziger y Wolfgang Niersbach y su exsecretario general Horst R. Schmidt son objeto de investigación por los mismos cargos, en relación con presuntos intentos de compra de votos para obtener la organización del citado mundial en Alemania.

Las investigaciones se centran en un pago de 6,7 millones de euros por parte de la DFB al entonces jefe de Adidas, Louis Dreyfus, por conceptos no aclarados y que no fue correctamente registrado en la contabilidad de la organización.

Hasta ahora, se desconoce a qué obedeció ese pago, que, según informes internos encargados por la DFB, fue transferido desde una cuenta de Beckenbauer a otra de Catar que gestiona el exfuncionario catarí de la FIFA Mohamed bin Hammam.

El propio Hamman, inhabilitado a perpetuidad por la FIFA por malversación de fondos tras una investigación sobre la adjudicación a Catar del Mundial 2022, no ha aclarado hasta ahora a qué obedecía ese pago y la correlación de transferencias entre esas cuentas.

viernes, 17 de febrero de 2017

FIFA insiste en que golpear el balón de cabeza no causa lesiones cerebrales

La FIFA insistió hoy en que no existe ningún prueba que demuestre que golpear el balón con la cabeza aumente el riesgo de sufrir lesiones cerebrales. El anuncio del organismo deportivo tuvo lugar después de que se hiciese público el resultado de un estudio sobre futbolistas que murieron por demencia avanzada.

"No hay ninguna prueba o evidencia sobre el efecto negativo de golpear un balón de fútbol con la cabeza", explicó la FIFA en respuesta a la investigación llevada a cabo por el Instituto Neurológico de Londres, que mantiene lo contrario.

"Los resultados de las pruebas a las que han sido sometidos jugadores de fútbol profesionales no son concluyentes", insistió el organismo en un comunicado. Asimismo, la FIFA aseguró que el fútbol no forma parte de los deportes cuya práctica sí puede suponer desarrollar con el tiempo lesiones en el cráneo o el cerebro.

El estudio británico reveló, sin embargo, que los futbolistas profesionales son proclives a padecer enfermedades cerebrales como la demencia, que normalmente se detecta en jugadores de fútbol americano o en boxeadores.

La investigación, publicada en la revista científica "Acta Neuropathologica", se centró en 14 futbolistas retirados que practicaron dicho deporte desde que eran niños.

La autopsia que se les realizó demostró que seis de los 14 exfutbolistas sufrían encefalopatía traumática crónica (CTE en sus sigla en inglés), un porcentaje mucho mayor al de la población general (12 por ciento).

Se trata además de la primera vez que esta enfermedad -encefalopatía traumática crónica- se confirma en exfutbolistas profesionales.

"Los resultados de nuestra investigación muestran que hay una relación entre practicar fútbol de forma profesional y sufrir CTE", explicó a la agencia AFP la responsable del ensayo, Helen Ling, del Instituto neurológico londinense.

Ling explica que los 14 exfutbolistas que formaron parte del estudio acudieron al psiquiatra alguna vez a lo largo de su vida entre 1980 y 2010. Doce de ellos murieron en un estado de demencia avanzada.

La FIFA, por su parte alega, que ha dedicado los últimos 15 años a estudiar este fenómeno a través de investigaciones científicas y grupos de trabajo especiales.

El organismo también se sirve del resultado de otra investigación llevada a cabo entre niños de 7 y 12 años que demostró que los casos de conmoción cerebral durante la práctica de este deporte se daban, de media, una vez por cada 200.000 horas de juego.

Infantino, partidario de que el Mundial de 2026 se dispute en varios países

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, aseguró este jueves durante una visita a Catar que es partidario de que el Mundial de 2026 se dispute en varios países y en distintas sedes en cada uno de ellos.

"Vamos a alentar la organización compartida para el Mundial porque necesitamos demostrar que la FIFA es razonable y tenemos que pensar en la sostenibilidad a largo plazo", aseguró Infantino.

Para el presidente de la FIFA, esa idea está "perfectamente" en la línea con las políticas de sostenibilidad y legado de la institución futbolística que preside y declaró que quizás "dos, tres, cuatro países se unan y puedan presentar conjuntamente un proyecto con tres, cuatro o cinco estadios cada uno".

Además, indicó que sería "ideal" que los países implicados en la organización del Mundial 2026 sean cercanos por "motivos de facilidades de viaje" También se refirió a los hinchas rusos radicales y la posibilidad de que cometan actos vandálicos durante el Mundial de Rusia que se disputará en 2018, y dijo que no está "para nada preocupado" por ese asunto.

"Tengo plena confianza en las autoridades rusas. Se están tomando el asunto muy en serio. La organización está poniendo en marcha planes para evitar cualquier problema y aprenderán de los problemas de la Eurocopa 2016", señaló.

"Han estado en contacto con la UEFA y los organizadores franceses para aprender las lecciones de Francia. El gobierno ruso ha puesto en marcha un sistema de identificación que nos ayudará cuando venga cualquier problema potencial", concluyó.

Mundial de 2026, ¿se disputará en varios países?

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, aseguró ayer jueves durante una visita a Catar que es partidario de que el Mundial de 2026 se dispute en varios países y en distintas sedes en cada uno de ellos.

“Vamos a alentar la organización compartida para el Mundial porque necesitamos demostrar que la FIFA es razonable y tenemos que pensar en la sostenibilidad a largo plazo”, aseguró Infantino.

Para el presidente de la FIFA, esa idea está “perfectamente” en la línea con las políticas de sostenibilidad y legado de la institución futbolística que preside y declaró que quizás “dos, tres, cuatro países se unan y puedan presentar conjuntamente un proyecto con tres, cuatro o cinco estadios cada uno”.

Además, indicó que sería “ideal” que los países implicados en la organización del Mundial 2026 sean cercanos por “motivos de facilidades de viaje”

También se refirió a los hinchas rusos radicales y la posibilidad de que cometan actos vandálicos durante el Mundial de Rusia que se disputará en 2018, y dijo que no está “para nada preocupado” por ese asunto.