lunes, 4 de abril de 2016

Tres dirigentes acusados en escándalo FIFA, vinculados al ‘Panama Papers’

Los nuevos documentos revelados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) pusieron en jaque la situación judicial de tres dirigentes de la FIFA quienes están siendo investigados por el escándalo de corrupción que se desató en el organismo desde fines de 2014.

Los nuevos archivos brindan información hasta ahora desconocida y complica la situación de Michel Platini, Eugenio Figueredo y Jerome Valcke quienes figuran como titulares de sociedades offshore en Panamá.

El francés, quien está suspendido por el ente que regula el fútbol mundial, recurrió al bufet de abogados Mossac Fonseca para que lo ayudara a administraruna sociedad 'offshore' registrada en Panamá en 2007, mismo año en el que fue nombrado presidente de la UEFA. Según revelaron los documentos, Platini recibió un poder legal ilimitado de Balney Enterprises Corp, sociedad que continuaba vigente en marzo, de acuerdo al Registro Público de Panamá.

Por otra parte, la situación del ex presidente de la Conmebol es más compleja. Más allá de haber confesado sus delitos en un tribunal uruguayo, ahora aparece como titular de al menos siete firmas panameñas, hasta ahora desconocidas por la Justicia de su país y la estadounidense, que también lo investiga.

Por último, Jerome Valcke, ex secretario general de la FIFA y ex mano derecha de Joseph Blatter, está registrado como dueño de una sociedad de Islas Vírgenes Británicas llamada Umbelina SA, constituida en julio de 2013, mientras cumplía con su cargo en el ente que rige el fútbol mundial. Además, La compañía aparece como instrumento para comprar un yate registrado en Islas Caimán.

Además, también aparece el nombre del presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani.

El buffet de abogados del uruguayo de 57 años, quien integra el Comité de Ética de la FIFA, hizo de intermediario de una sociedad registrada en Nevada (Estados Unidos) vinculada a Hugo y Mariano Jinkis, llamada Cross Trading SA que fue originalmente incorporada en la pequeña isla de Niue, en el Pacífico, en 1998, y al ser mudada en 2006 pasó a ser Cross Trading LLC.

Los empresarios argentinos están acusados de pagar decenas de millones de dólares en sobornos para adjudicarse derechos televisivos de eventos de la Conmebol y la Concacaf y los detalles de estos acuerdos aparecen entre los archivos filtrados desde Mossack Fonseca.

Uno de los contrato con una compañía encabezada por un empresario nombrado como un "co-conspirador" reveló que la Conmebol recibiría USD 97 millones por los derechos para transmitir la Copa Libertadores entre 2008 y 2018.

Sin embargo, desde la FIFA se encargaron de aclarar que Damiani había informado acerca de este trabajo que lo vinculaba a los empresarios argentinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada