martes, 6 de julio de 2010

Los ofensivos castigan en Sudáfrica al ‘antifútbol’

Sudáfrica-2010, con tres equipos netamente ofensivos como España, Alemania y Holanda en semifinales y un Uruguay que mira para adelante, constatan la 'muerte' del antifútbol, a imagen de eliminaciones tempranas de Italia, Francia, Grecia y Suiza, reyes de la defensa del Mundial.

La consagración de Grecia de la mano del técnico Otto Rehhagel en la Eurocopa-2004 con un juego ultradefensivo aprovechando al máximo las pocas chances con balón parado y algún contraataque esporádico habían encendido las señales de alerta para los estilistas del fútbol.

Dos años más tarde, la Italia supertrabajada de Marcello Lippi obtuvo su cuarto título mundial en Alemania-2006 basando su esquema en el 'Muro de Berlín' liderado por Fabio Cannavaro, a la postre mejor jugador del torneo, frente a una Francia guerrera que atacaba con un solo hombre y Zinedine Zidane.

La fórmula del éxito parecía simple: defender, defender y si se puede, ganar aprovechando algún error del rival, al mejor estilo del viejo 'catenaccio' italiano.

Para colmo, en la Copa América de Venezuela-2007, el nuevo Brasil de Dunga, sin 'jogo bonito' y una tropa de corredores como Elano, Gilberto Silva o Josué goleaba 3-0 a la Argentina más lírica de los últimos años, con Leo Messi y Juan Román Riquelme en la cancha.

Pero la nueva ola ofensiva que renació en Cataluña con la filosofía de un Barcelona superofensivo que dio pie a la base de la Roja campeona de la Eurocopa-2008 cambió la tendencia. El 'tiqui-taca' español sedujo, especialmente con el vanguardista Pep Guardiola, DT del Barça del 2009.

El Mundial-2010 parece haber llevado a un cambio de sistemas tácticos que ha premiado a los elencos que salieron a buscar el triunfo, a imagen de España, Holanda, Alemania o incluso la vertiginosa Argentina de Diego Maradona.

"Morimos con 'la nuestra'. El grupo estuvo muy bien y quizás influyó negativamente la cuestión física", analizó Carlos Tevez, uno de los cinco hombres de ataque que puso Maradona ante la 'Mannschaft', en lo que algunos especialistas consideraron como un "suicidio".

"Con todos estos buenos jugadores que tengo, cómo los voy a dejar afuera", decía Maradona cuando esa fórmula le había dado resultados contra equipos que salieron a esperar a Argentina, especialmente Grecia, que pagó con su eliminación su falta de iniciativa.

A su manera, el Chile ultraofensivo de Marcelo Bielsa, que le cambió la mentalidad de sus jugadores, hizo historia clasificándose primero y avanzando hasta octavos por primera vez en 12 años.Y Ghana, el más arriesgado de África, tuvo su premio con un boleto en cuartos y estuvo a un penal de las semis. ¿Premio para los que buscaron ganar y adiós sin pena ni gloria para el antifútbol?

Los datos

Incapaz
Italia fue incapaz de quebrar a Paraguay (1-1), Nueva Zelanda (1-1) y mucho menos a Eslovaquia (2-3).

Defensivo
Francia apostó por un sistema, el 4-5-1, con un solo punta; amenazó con pasar al 4-3-3, pero no lo hizo.

El 40% de los penales fueron fallados

El español Xabi Alonso, el paraguayo Óscar Cardozo y el ghanés Asamoah Gyan se sumaron en cuartos de final a la lista de jugadores que han fallado penales en el Mundial y han contribuido a romper las estadísticas de la competición, ya que los fallos llegan al 40 por ciento de los lanzamientos.

Hasta el momento se han señalado 15 penales en los 60 primeros partidos del Mundial, de los que nueve han terminado en gol y seis han sido parados o fallados.

La historia de la clasificación para las semifinales que disputarán Holanda y Uruguay, por un lado, y Alemania y España, por otro, viene marcada por el fallo en el total de los lanzamientos que se han realizado en cuartos de final. Los tres jugadores anotados fallaron sus disparos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada